Martín Sabbatella

Economía y Producción Economía y Producción

En términos económicos es necesario que la economía esté al servicio de mejorar la calidad de vida de la población. Y eso sólo se logra con una política económica adecuada, centrada en mejorar la distribución del ingreso y manteniendo altas tasas de crecimiento. Para ello, es necesario avanzar en tres direcciones: la mejora distributiva por medio de la redirección del gasto hacia los sectores populares y el incremento de la recaudación haciendo que “los que más tienen sean los que más paguen”. La recuperación de los recursos naturales para el país y la planificación del desarrollo mediante la articulación de políticas productivas que generen más empleo y de mejor calidad.

Fortalecer las instituciones de planificación y promoción del desarrollo productivo. Crear una Comisión Nacional de Desarrollo que actúe como órgano de planificación y coordinación de las políticas vinculadas al desarrollo nacional. Creación de un Banco Nacional de Desarrollo que canalice el financiamiento hacia los sectores considerados estratégicos para el desarrollo y hacia las pequeñas y medianas empresas.

Articular un plan de desarrollo industrial que impulse la creación de nuevos sectores de base tecnológica y estimule el desarrollo de las cadenas de valor promoviendo la integración local y el avance hacia productos más complejos tecnológicamente. Desarrollo de regímenes de promoción adecuados a las especificidades sectoriales y reformulación de la ley de promoción de inversiones, privilegiando a los sectores considerados estratégicos y a las pequeñas y medianas empresas.

Lanzar un plan de desarrollo integral del sector agropecuario, que promueva la producción y exportación de productos con mayor valor agregado, el desarrollo tecnológico en biotecnología, maquinaria agrícola y otros insumos utilizados por el sector, el fortalecimiento de las economías regionales y que asista a los pequeños y medianos productores.

Promover la diversificación de la matriz energética y asegurar el autoabastecimiento energético, incrementando la importancia de las fuentes de energía renovable. Impulsar el desarrollo de los biocombustibles no granario, la energía eólica y la construcción de centrales hidroeléctricas y nucleares, fomentando el surgimiento y crecimiento de empresas nacionales líderes en estas áreas.

Asegurar un crecimiento sustentable y continuo del producto bruto. Sostener una política macroeconómica que contribuya a la competitividad de la producción nacional y permita disminuir la carga de la deuda externa.Llevar a cabo una política fiscal anticíclica que evite fluctuaciones del nivel de actividad y procure situar a nuestra economía en un sendero de crecimiento sostenido.

Regular la provisión de servicios públicos en manos de empresas privatizadas, asegurando la extensión del servicio a toda la población, instrumentando una tarifa social para los sectores más postergados y promoviendo la compra de insumos y bienes de capital nacionales por parte de las empresas privatizadas.


Reformar la estructura tributaria, fortaleciendo la imposición sobre las ganancias personales (eliminando las exenciones que hoy benefician a las actividades financieras y especulativas), los patrimonios (reintroduciéndose el impuesto a la herencia y las donaciones a título gratuito) y los bienes suntuarios; atenuar la carga sobre los bienes de consumo de carácter masivo, rebajando la alícuota del IVA. Aumentar la carga impositiva total y mejorar la progresividad del impuesto a la ganancia. Reducir drásticamente la evasión y la elusión impositiva.

Universalizar las asignaciones familiares por hijo. El programa destinaría no menos de 1.5 puntos del PBI y permitiría reducir sustancialmente la pobreza y la indigencia. Este programa apunta al sector más postergado de la población: todavía hay en el país más de 6 millones de niños pobres. Fortalecer el seguro de desempleo.

Asegurar la apropiación estatal de la renta diferencial proveniente de los recursos naturales. Creación y fortalecimiento de empresas estatales petrolíferas, gasíferas y mineras que aseguren una explotación sustentable de los recursos no renovables y la reinversión de las ganancias en pos del desarrollo productivo. Generar una legislación que asegure una apropiación sustentable. Reimplantación de retenciones móviles para captar la renta de la tierra y reducir el impacto de la inestabilidad de los precios agrícolas sobre la economía argentina.

En Moron lo Hicimos

Martín Sabbatella es intendente de Morón desde 1999, un Municipio con más habitantes que algunas provincias argentinas. Durante estos 10 años, junto a los vecinos y vecinas de Morón, demostró que es posible gobernar con honestidad, poner al Estado al servicio de quienes menos tienen y generar los cambios que desea y merece toda la comunidad.

Su experiencia de Gobierno, su coherencia y su compromiso con la democracia y la justicia social, son una demostración de que no todo es lo mismo en la política argentina.

enmoronlohicimos.com / Sitio Web oficial © Copyright 2009 - Martín Sabbatella

GLOBALDARDOS – Agencia de Marketing